El Fair Play Financiero, una contradicción

 

 

“Uefa Financial Fair Play Regulations”. Un concepto que ha inventado la UEFA, el máximo organismo del fútbol europeo, aprobado en el 2009. Según la propia UEFA esto se creó para introducir más disciplina en las finanzas de los clubes de fútbol, para disminuir la presión sobre los salarios y la tendencia inflacionista, para incitar a los clubes a competir con sus presupuestos, para incitar inversiones de largo plazo en infraestructuras y en el fútbol base, para proteger la viabilidad del fútbol europeo a largo plazo. Sin embargo, en todo esto hay varias contradicciones y las medidas realmente tomadas por la UEFA se alejan mucho de esos objetivos.

 

El Fair Play Financiero es una contradicción. Lo que está haciendo en estos momentos es contribuir a que se mantenga un “status quo” en el fútbol europeo, que sean siempre los grandes que dominen. El Fair Play Financiero no permite que todos los equipos estén en igualdad de condiciones para competir, lo que tendría que ser el objetivo principal. Lo que hace el Fair Play Financiero es proteger a los clubes grandes, que ya están establecidos en la élite, que ya tienen definida su estructura financiera y comercial, que ya han tenido éxito históricamente.

La UEFA impide con esto que los clubes emergentes, que vienen invirtiendo mucho como el Manchester City puedan llegar más rápido a la cima del fútbol europeo, que se puedan llegar al mismo nivel que esos grandes clubes ya en establecidos. Al club inglés, el pasado verano la UEFA le impuso un tope de fichajes de 49 millones de euros, así como unas pérdidas máximas de 20 millones de euros en 2014 , y de 10 millones en 2015. Además, en este curso los salarios de los jugadores no pueden aumentar, se tienen que mantener en el mismo nivel. Otros clubes que se vieron afectados fueron el Paris Saint Germain, el Galatasaray, el Trabzonspor y el Bursaspor (clubes de Turquía)  el Zenit de San Petersburgo, el Anzhi y el Rubin Kazan, de Rusia, y el Levski Sofia de Bulgaria.

En mi opinión impedir a un club tener deuda es ridículo. Esto es frenar a los clubes emergentes, es poner barreras precissamente a las inversiones. Para obtener éxito primero hay que invertir, lo que pasa necesariamente por tener una deuda, hasta que se vuelven a generar los suficientes ingresos como para hacer beneficios. Que clubes tengan deudas no pone en riesgo la viabilidad del fútbol europeo, siempre y cuando su intención sea la de estabilidad a largo plazo. Y para retomar el ejemplo del Manchester City, uno de los puntos de la UEFA con el Fair Play Financiero es el de promover inversiones en infraestructuras y fúbol base, lo que ya ha demostrado hacer teniendo los mejores campos de entrenamiento del mundo y uno de los mejores equipos que disputan ahora mismo la UEFA Youth League (el equivalente de la Champions League en equipos sub-19).

IMG-20141201-WA0126IMG-20141201-WA0125

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s